La tarea del lanzamiento y posicionamiento de las marcas es apasionante. Más aun cuando se prestan a crear conceptos y modelos de lenguaje. Este es el caso de Royal: el “prota” es el consumidor, el héroe que se enfrenta a la elaboración del postre.

Madre – hijo, chico – chica, marido – mujer, hermano – hermana… todo aquel que quiera enfrentarse a este reto. No hay nada más agradable que pillar un día y endulzarte la vida de la manera más sencilla y divertida. Mejor aún si te informas en la red e interactúas en la fanpage. Mientras tanto puedes “empacharte” de info.

Te atreves?

smallroyal